El velero

Subimos el coche a un contenedor en el puerto de Colón en Panamá (la única manera posible de cruzar hacia Colombia) y después nos subimos a un velero de 42 piés, por primera vez en la vida. Después de cinco días de viaje en los que paramos en las islas de San Blás, en Kuna Yala y navegamos 50 horas en mar abierto sin tocar tierra, incluído sol abrazador, aguacero y tormenta eléctrica, carreritas con delfines, noche de estrellas fugaces, chapuzón a 3000 mts del fondo y mucho mar azul marino (nunca habíamos ubicado de verdad lo que ese color significa) llegamos a Cartagena de Indias, en Colombia. El viaje fue emocionantísimo, duro, intenso, agotador y mágico. La inmenisdad y sentirnos parte de ella.

Posteado hace 9 años
TAGS: caribe, kuna yala, panama a colombia, velero

Lo lograron! genial! ya nos contarán… seguimos.

Agnèslamexicaine
Comentado hace 9 años

Qué gozo tan grande, qué gusto y qué ganas de guardar cada cachitito de viaje. Me encanta su viaje y me da toda la envidia del mundo! Muchos besos!! Betzabé

Betzabé
Comentado hace 9 años

    guapa!!!! gracias por acompañarnos y por escribir!! se siente rico que andes por acá cerca…abrazos y besos muchos!!!!!!!

    tacubayaviaja
    Comentado hace 9 años

Escribenos